Saltar al contenido

La santa chilena Teresa de Los Andes

La religión católica es una de la que mayor cantidad de devotos tiene en todo el mundo, razón por la cual son cientos los casos que se conocen de milagros atribuidos católicos ejemplares que luego de un proceso de verificación y un largo camino pueden llegar a convertirse en beatos para luego pasar a ser santos.

En Chile contamos con dos santos que fueron beatificados por su santidad el papa Juan Pablo II en la década de 1990. Hoy vamos a conocer la historia de Teresa de Los Andes.

Santa Teresa de Los Andes, nació en Santiago el 13 de julio de 1900 en el seno de una familia sumamente cristiana con el nombre de Juana Enriqueta Josefina de los Sagrados Corazones.

En 1919 ingresó a las Carmelitas Descalzas en un periodo de prueba tomando los hábitos en octubre de ese mismo año. Durante su vida en el convento se dedicó a velar por el bienestar de sus hermanas de congregación.  Murió el 12 de abril de 1920 antes de cumplir 20 años a causa de tifus y difteria.

Se le atribuye el milagro de Héctor Uribe, voluntario de los bomberos de Santiago, quien durante un incendio sufrió una descarga eléctrica de más de 380 voltios, cayendo al suelo sin ninguna señal de vida y con ninguna esperanza por parte del cuerpo médico.

Su madre en compañía de algunos compañeros, pidieron con fervor en la cripta de Teresa y milagrosamente el joven empezó a dar señales de recuperación hasta quedar totalmente sano y sin ninguna secuela de aquel accidente.

Fue beatificada por Juan Pablo II en su visita de 1987 y finalmente canonizada en el 21 de marzo de 1993 en la basílica de San Pedro por su santidad y la presencia de alrededor de 5000 chilenos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies