Saltar al contenido

Las provisiones de San Cayetano

san cayetano

San Cayetano es considerado el patrono del pan y también del trabajo. Este ejemplar cristiano nació en Italia en el año 1480 en el seno de una familia adinerada.  Su madre se esmeró en inculcarle los valores  de la fe en Cristo. Aunque estudió leyes y tuvo grandes éxitos académicos, su mayor mérito fue la bondad y la entrega al trabajo por los necesitados.

San Cayetano fue ordenado sacerdote a los 33 años,  si bien antes de obtener el sacramento había trabajado como secretario del Papa Julio II y se había desempeñado como secretario de la Santa Sede. Su apostolado se caracterizó por un profundo fervor a la santa misa,  un incansable trabajo para remediar las carencias de los más necesitados y la insistencia permanente de acercar a los hombres a Dios.

A San Cayetano le mortificaba ver como los católicos no se preocupaban por  practicar  las enseñanzas de Cristo y por eso fundó una orden religiosa dedicada a evangelizar y  a obrar  los valores del Resucitado.  Dio ejemplo de desprendimiento al repartir todos sus bienes a los pobres. 

Como hombre de fe, sabía que Dios no se olvida nunca de sus hijos y entregaba todo cuanto tenía para procurar el bien de los otros. Además de  ocuparse de que a ninguno de los que recurrían a él les faltara el pan, dedicaba muchas horas al acompañamiento y auxilio de los enfermos. 

La especial intercesión que se atribuye a San Cayetano es la de la provisión de alimentos. La historia cuenta que un día, luego de repartir todo a los pobres, sus compañeros de la orden religiosa se quedaron sin comida. Cayetano se acercó entonces al Santísimo Sacramento y con mucha devoción y respeto se dirigió al Señor con estas palabras “Padre, te recuerdo que hoy no tenemos nada para comer”. Poco después, unos arrieros tocaron la puerta entregando una buena cantidad de alimentos, sin decir quién los enviaba.

La fiesta de San Cayetano se celebra el 7 de agosto, pues es día de 1547, entregó su alma al Creador. Desde entonces se le atribuyen numerosos milagros de intercesión en favor de quienes  piden por trabajo o por el pan de cada día. 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies